bt7-9

9. Uso de anticoncepción: La prevención de embarazos no planificados protege la fertilidad futura. Evita el riesgo asociado a un embarazo y el riesgo de un aborto en condiciones inseguras. Los métodos anticonceptivos de barrera protegen contra la infección del VIH y las ITS. Los programas de educación y sistemas de ayuda social deben, desde una edad temprana, ofrecer información fácil y accesible sobre los muchos beneficios asociados a prevenir, planificar (y espaciar) los embarazos. En los programas de salud y educación debe incluirse educación que permita a las personas mejorar la probabilidad de embarazo cuando se desee y prevenir el embarazo cuando se desee. Los métodos anticonceptivos debieran estar disponibles para todas las mujeres y hombres sexualmente activos.

La mortalidad materna se reduciría considerablemente si las mujeres no murieran como resultado de embarazos no planificados. Los embarazos no deseados pueden dar lugar a abortos en condiciones inseguras y otras complicaciones relacionadas con el embarazo, que pueden comprometer la fertilidad en el futuro. Prevenir o retrasar un embarazo no deseado contribuye a un embarazo posterior, bebé y madre más sanos.

Muchas iniciativas educacionales han logrado ciertos avances, aunque, en cierta medida, cada una refleja la cultura en que opera. Los recursos provistos por tales organizaciones como IPPF transcienden las restricciones geográficas. El reconocimiento de la necesidad de una educación apropiada ha aumentado con la disponibilidad de publicaciones como “Necesidades en salud sexual y reproductiva de los jóvenes; Conciliando necesidades con sistemas“. Se puede obtener una orientación clínica clara sobre todos los métodos anticonceptivos en la Facultad de Salud Sexual y Reproductiva del Royal College of Obstetricians and Gynaecologists. (www.fsrh.org)

Se debe educar a las mujeres en el hospital, después del parto, sobre los beneficios de un mayor intervalo entre embarazos y ellas deben tener acceso a programas que pueden ayudar a asegurar una mejor anticoncepción. Para las mujeres que tienen el bebé en casa, esta educación y acceso a servicios pueden ofrecerse cuando se lleva al bebé a un PAP (proveedor de atención primaria) para control y atención de seguimiento.