ACCIÓN 8: PROMOVER LA ATENCIÓN DE BEBÉ Y MADRE SANOS

bt7-8

8. Promover atención de bebé y madre sanos: Una buena atención neonatal y una maternidad sana son los pilares de la salud reproductiva. Optimizan la fertilidad actual y reducen el riesgo de infertilidad y falta de hijos en el futuro. Los profesionales y otros proveedores en programas de fertilidad/infertilidad deben identificar, apoyar y colaborar con otros profesionales, proveedores, organizaciones y servicios sociales que hagan posible y mejoren la atención neonatal y una maternidad sana.

Algunas amenazas específicas para los bebés incluyen una mala nutrición post-parto, una inadecuada atención de salud, y situaciones inadecuadas de la madre y familia. Algunas amenazas específicas para las madres incluyen problemas médicos postparto, depresión postparto, educación inadecuada, recursos inadecuados y situaciones familiares problemáticas.

No tener hijos puede ser producto de una decisión. También puede deberse a la incapacidad de lograr un embarazo, abortos, muertes fetales, neonatales o durante la infancia. Para todas las personas que desean evitar no tener hijos, es importante no sólo lograr un embarazo sino también tener un hijo y familia sanos. Todos los esfuerzos que aumentan los nacimientos saludables reducen la demanda por servicios de infertilidad adicionales.

Por lo tanto los proveedores deben identificar, apoyar y colaborar con fuentes de derivación que pueda ayudar a lograr la meta de un bebé y familia sanos. Esto incluye ayudar a establecer buena atención de salud durante la infancia temprana y apoyo para la madre después del parto.

Se debe educar a los pacientes infértiles sobre estos recursos y su valor para lograr una familia sana, a menos en el hospital después del parto.

Para las mujeres que tienen el bebé en casa, esta educación y servicios pueden ofrecerse cuando se lleva al bebé a un proveedor de atención primaria para control y atención de seguimiento.