ACCIÓN 2: EDUCAR SOBRE RELACIONES SEXUALES Y CONTROL DE LA NATALIDAD

bt7-2

2. Educar sobre relaciones sexuales y control de la natalidad: Los programas de salud y educación debieran incluir una educación que permita a las personas mejorar la probabilidad de embarazo o de prevenir un embarazo cuando se desee.

Las oportunidades de educación debieran promover la salud sexual y, al hacerlo, proveer información básica sobre cómo mantener un estilo de vida saludable. Resulta particularmente pertinente a la fertilidad el momento en que se tiene relaciones sexuales tanto para mejorar como para reducir la probabilidad de embarazo, y el uso de control de la natalidad cuando no se está buscando un embarazo. (ASRM, 2014)

La OMS define la salud sexual como un sentido personal de bienestar sexual así como también la ausencia de enfermedad, infecciones o dolencias asociadas con la actividad sexual. (http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/66756/5/WHO_MSD_MDP_00.14_Module4_eng.pdf?ua=1) Dentro del contexto de las normas culturales, es importante educar a los jóvenes sobre los beneficios de retrasar el inicio de la actividad sexual, el valor de tener relaciones con una pareja única lo que representa un menor riesgo de transmisión de enfermedades y el valor de evitar un embarazo no deseado.

Los centros de salud, las escuelas donde resulte apropiado, y otras organizaciones sociales deben educar sobre los métodos de control de la natalidad, incluidos condones, anticoncepción reversible de acción prolongada, anticonceptivos orales y otros métodos.

Adicionalmente, se deben desalentar y explicar los peligros de prácticas sexuales poco seguras como introducir hierbas u otras sustancias dentro de la vagina para aumentar el placer sexual con “sexo seco” y otras prácticas que se traduzcan en mutilación, dolor y/o fertilidad reducida y otros problemas.

Las parejas que busquen lograr un embarazo deben tener relaciones sexuales 2-3 veces por semana empezando algunos días después del fin de la menstruación. No se debe usar lubricantes como KY jelly o Vaselina porque pueden interferir con la función espermática. El aceite vegetal de canola o aceite mineral es una buena alternativa, de ser necesario. (ASRM, 2014)