ACCIÓN 10: REDUCIR LA PREVALENCIA DE LA INFERTILIDAD

bt7-10

10. Reducir la prevalencia de la infertilidad mediante prevención y educación: Algunas causas de la infertilidad pueden prevenirse. Las estrategias de educación general y prevención en atención en salud pueden reducir considerablemente la prevalencia y la carga de la infertilidad que afecta aproximadamente a 80 millones de mujeres y un número equivalente de hombres en todo el mundo.

La prevención de la infertilidad resulta esencial para reducir la prevalencia de la infertilidad. Las estrategias exitosas requieren el reconocimiento de las diferentes causas en áreas urbanas y rurales en distintas partes del mundo. Esta variabilidad requiere acciones distintas en distintos entornos.

La educación a todo nivel y en cada oportunidad es el primer paso para la prevención. Se necesita la educación para que las mujeres logren un cambio de conductas, para que los proveedores logren cambios en las prácticas, y para que los responsables del diseño de políticas logren buenas políticas de salud y sociales.

En los países en desarrollo, la infertilidad es comúnmente una consecuencia de una infección puerperal, ITS u otra enfermedad. Se necesitan educación, programas y tratamientos médicos para prevenir estas enfermedades.

En los países desarrollados, la infertilidad comúnmente se ve asociada a embarazos tardíos. Se necesita educación sobre el efecto de la edad en la salud reproductiva y mejores sistemas de apoyo social para manejar estas causas de infertilidad.

La provisión de servicios de prevención, tales como detección de ITS, programas de salud antenatal y maternidad sana, debieran ser un componente fundamental en la política de salud en todos los países.

Los proveedores y otros profesionales en programas de fertilidad/infertilidad deben permitir y apoyar la implementación de programas de educación para el público, proveedores y responsables de la formulación de políticas. Pueden lograr esto informándose sobre los recursos disponibles. Estos incluyen personal, organizaciones, programas y recursos financieros. Cuando sea apropiado, se deben usar objetivos e indicadores simples para mantener claridad y foco, de modo que se pueda medir el progreso.

En todo el mundo, la principal barrera para la atención de la infertilidad es el costo. Esta es probablemente la barrera más importante que limita el acceso a una fertilidad segura y eficaz. La carga de la infertilidad sólo puede reducirse mediante una mayor aceptación social de la necesidad de apoyar los tratamientos de infertilidad económicamente, ya sea a través de seguros de salud estatales o privados.

La segunda barrera importante al acceso al acceso al diagnóstico y tratamiento de la infertilidad es la ignorancia en la población general sobre infertilidad, y la consecuente falta de apoyo financiero y de la sociedad. Esto causa que muchas personas infértiles sufran aisladas emocionalmente sin acceso a la comprensión o apoyo de la familia o la sociedad.

Por lo tanto, es imperativo proveer educación pública y otros programas que puedan ayudar a la sociedad a comprender mejor la infertilidad. Esto requiere que se comunique información clara, accesible y consistente sobre infertilidad a los medios de comunicación a través de grupos profesionales y el gobierno. Esto es necesario para lograr más apoyo para las muchas acciones que pueden ayudar a reducir la carga mundial de la infertilidad.